Email: info@nzreformas.es
Teléfono: (+34) 976 56 55 24
SÌguenos en facebook SÌguenos en twitter Síguenos en google+

Consejos para la elección de la encimera en reformas de cocinas en Zaragoza

El coste de una encimera es uno de los elementos más importantes que entran en juego en cualquier presupuesto de reformas de cocinas.
Por ello, para conocer más a fondo las ventajas e inconvenientes de los distintos tipos y modelos que podemos encontrar en el mercado, y elegir en consecuencia el más adecuado para el cliente, vamos a analizarlas a continuación.

La elección de una u otra debe valorarse en función de cuatro criterios básicos
  • El presupuesto.
  • Su durabilidad y resistencia.
  • El cuidado y mantenimiento.
  • Las posibilidades de personalización que ofrecen (en tonos, acabados, etc).

Encimeras de piedra natural

Encimera de piedra natural
Cuando hablamos de encimeras construidas con piedra natural nos podemos encontrar con varios tipos de grupos:

Encimeras de granito

Este tipo de superficies son diseñadas para viviendas con mucho gusto y presentan más ventajas que inconvenientes. Es un componente que no se araña con facilidad, que soporta altas temperaturas y requiere poco mantenimiento ya que es fácil de limpiar (basta con utilizar agua jabonosa).

Al fabricarse a partir de un elemento natural, cada piedra es única, por lo que aporta un toque de originalidad. Además, podemos elegir el acabado (pulido, envejecido, satinado, flameado, etc), lo que permite ampliar considerablemente las distintas posibilidades en cuanto a la estética y conseguir el efecto que el cliente desea para su reforma de cocina, perfectamente integrado en el conjunto. Otra gran ventaja es el precio. Aunque no es la opción más barata que existe en el mercado, sin embargo, su durabilidad y resistencia en el transcurso del tiempo hacen que la relación calidad-precio sea muy destacable.

A la hora de limpiar el granito, deberemos tener cuidado en elegir los productos de limpieza adecuados, ya que algunos químicos o líquidos ácidos presentes en detergentes y productos comerciales de limpieza pueden llegar a dejar marca en la piedra. El catálogo de colores es menor que por ejemplo para el cuarzo compacto (más conocido por su marca comercial Silestone), por lo que en ocasiones no encontrarás la tonalidad que deseas. Al ser un material muy pesado, puede dificultar su instalación cuando se requieran grandes bloques, lo que hace necesaria la división o corte de la piedra en varias partes, y su posterior acoplamiento. En este caso, la pericia del montador será un factor crítico para que la unión entre dos bloques sea lo más suave y discreta posible, de manera que no se aprecien las juntas. En ocasiones se tiene que repetir el sellado de las uniones para garantizar su buen estado.
Encimeras de granito
Para un adecuado mantenimiento, hay que tener en cuenta:
  • No se debe frotar la piedra con agentes que puedan ser abrasivos (evitar en consecuencia el uso de esponjas metálicas, estropajos, lanas de acero, limpiadores a base de cloro, lejía, etc.) La recomendación es lavarlo con agua tibia a la que se le puede añadir algún detergente suave no abrasivo (Ph7). Enjuagar con agua templada y luego secar con bayeta o paño. Se pueden utilizar esponjas metálicas para limpiar el fregadero.
  • Si se derrama algún líquido encima, hay que secarlo de inmediato para evitar que penetre. Los líquidos más perjudiciales son los alcalinos o ácidos, como el zumo de limón o naranja y el vinagre; las substancias oleosas, como la manteca o aceites para cocinar; vino; detergentes y alcohol.
  • No deje restos de sal o detergente.
  • El granito no debe entrar en contacto con ácidos fuertes o químicos, tales como decapantes, limpia hornos, quitagrasas, quitaesmaltes, productos desengrasantes o principios activos que contengan en su formulación agentes corrosivos.
  • Para lograr un acabado que tenga una duración más prolongada en el tiempo, se puede sellar la superficie reduciendo así su porosidad natural. El mantenimiento en tal caso debería realizarse con una frecuencia cada cuatro meses aproximadamente, después de limpiarlo con un detergente neutro.
  • Evitar golpes secos sobre la piedra con instrumentos contundentes o que tengan un gran peso, ya que podría rajarse, astillarse o incluso fracturarse. Especial cuidado se debe llevar con los bordes, que representan las zonas más sensibles.
  • Se recomienda el uso de una tabla de cortar para evitar su deterioro.
  • No exponga este material a temperaturas excesivamente elevadas. Para depositar las ollas que vienen directamente de los quemadores de la cocina, se recomienda interponer un salvamanteles o trípode que permita aislarlo.

Encimeras de marmol

Encimeras de marmol blanco
Encimera de mármol blanco
El mármol es probablemente la alternativa más decorativa y elegante, ya que puede encontrarse en distintos acabados brillantes, también pulidos o con efectos envejecidos y en varios colores y tonalidades. Si se elige esta opción, hay que evitar el contacto con productos abrasivos o ácidos que puedan restarle brillo. El mayor inconveniente es que, debido a su textura porosa, es muy proclive a las manchas y a su desgaste con el paso del tiempo, por lo que su mantenimiento requiere de constancia y atención. Si se tienen niños en casa, puede no ser la opción más recomendable para la reforma de su cocina.

Encimeras de marmol negro
Encimera de mármol negro
Para su mantenimiento, se recomienda:
  • Dada su porosidad, cualquier resto puede ser eliminado con facilidad, y es recomendable hacerlo inmediatamente y no dejar secar la mancha.
  • La limpieza más recomendable es simplemente con agua y jabón. Para manchas más resistentes, se pueden utilizar otros medios. Por ejemplo, para manchas amarillentas u oscuras, tradicionalmente se utilizaba vinagre diluido en agua. Para manchas de herrumbre producidas por el contacto con algún elemento de metal oxidado, se utilizaba zumo de limón con sal. Las marcas de quemaduras de cigarro sólo se quitan si el mármol se pule de nuevo. Las manchas de vino o café se pueden eliminar si las limpias con agua y cloro (se debe frotar bien la mancha hasta que desaparezca, y luego enjuagar bien con agua).
  • Siempre que para quitar algún resto de comida se utilice sobre el mármol alguna sustancia corrosiva, ya sea algún producto típico de limpieza o algún producto de uso doméstico como el vinagre o el limón, se debe evitar que estos productos permanezcan mucho tiempo en contacto con la superficie, para evitar dañarla. Nuestra recomendación es que se aplique el producto, se frote el área sucia durante unos breves minutos, y se enjuague con abundante agua inmediatamente. Si la mancha persiste y se quiere insistir, puede repetirse la operación, pero enjuagando bien con agua limpia entre aplicación y aplicación.

Encimeras porcelánicas

Encimeras porcelánicas
El porcelánico es un componente muy resistente a la abrasión (muy difícil de rayar) y también al calor (soporta altas temperaturas como la que supondría el dejar encima la olla recién sacada de los quemadores).

Es un material con una baja absorción, por lo que es más difícil mancharlo.

A parte de estas claras ventajas funcionales, que lo hacen más resistente y duradero en el tiempo, el porcelánico ofrece colores homogéneos y planos, facilitando con ello la personalización de la cocina a gusto del cliente.

El principal inconveniente es su fragilidad. Si no se utiliza el grosor adecuado o si se instala incorrectamente, puede llegar a romperse.

Para el mantenimiento de elementos porcelánicos, se aconseja:
  • Por su bajo índice de absorción y porosidad, los restos de comida no dejan manchas. Un poco de agua y una bayeta húmeda suele ser suficiente para su limpieza.
  • Para algún resto más persistente, se pueden utilizar detergentes, incluso los que contengan químicos más agresivos o desengrasantes. Esta superficie resiste perfectamente su acción.
  • Lo que si se desaconseja es el uso de productos de limpieza que contengan ceras o jabones oleosos.

Encimeras de cuarzo compacto

Encimeras de cuarzo compacto
Cuando hablamos de cuarzo compacto, la marca que nos viene a la cabeza a la mayoría es Silestone o Compac.

El cuarzo compacto está principalmente compuesto por cuarzo (94%) al que se le añaden resinas de poliéster y distintos pigmentos para lograr diversidad de tonalidades. Son materiales de gran resistencia, tanto a las manchas (porque son muy poco porosos lo que disminuye su capacidad de absorción) como a los golpes y arañazos (no se rompen o astillan con facilidad debido precisamente a la conjunción de la dureza del cuarzo con la elasticidad y flexibilidad de las resinas que se le añaden).
La gran variedad de colores que nos ofrece esta opción, permiten personalizar al 100% los proyectos para reformar una cocina.

Algunos fabricantes incluyen un tratamiento antibacteriano en su composición, como es el caso de Silestone.

Uno de sus principales inconvenientes es que resiste poco las altas temperaturas, por lo que hay que ir con cuidado con las ollas muy calientes o recipientes recién sacados del horno. La radiación solar directa puede también afectar e incidir sobre los pigmentos, perdiendo en consecuencia la intensidad del color.

Para el mantenimiento de este tipo de componentes:
  • Cuando no existan restos de comida muy incrustados, con un trapo seco podemos limpiarla perfectamente.
  • Si existieran restos adheridos, incluso manchas de grasa, podemos utilizar una esponja o estropajo enjuagado en agua tibia y con un poco de detergente lavavajillas.
  • Productos agresivos como las ceras, selladores o algún spray a la larga la pueden deteriorar haciendo que pierda su brillo característico.
  • Existen una serie de productos que no deberán utilizarse en la superficie bajo ningún concepto: sosa caustica, decapantes, ácidos corrosivos, etc.

Encimeras de fórmica y materiales sintéticos

Encimeras de fórmica y materiales sintéticos
Muy utilizadas en las reformas de cocinas por su bajo precio, están compuestas, en su interior, por un aglomerado de madera, que se reviste por fuera con una plancha con la que se buscan distintos efectos: madera, aluminio, piedra, etc.

Permite también gran versatilidad en acabados: brillantes, mates, distintos colores, etc. El principal hándicap del uso de este tipo de componentes es que se estropean más fácilmente, sobre todo por el contacto con el agua, que puede llegar a abarquillarlas. Para su mantenimiento, aconsejamos:
  • Un poco de agua caliente con jabón o detergente, será suficiente para su limpieza. Podemos utilizar un estropajo suave o simplemente una bayeta. Una vez esté limpia la superficie, hay que secarla bien para evitar que el agua pueda penetrar a través de la chapa.
  • En ocasiones, si la mancha está muy adherida y cuesta trabajo quitarla, podemos mojar un trapo en un poco de acetona (quitaesmaltes) y frotar hasta que desaparezcan los restos. Una vez limpio, secar bien con un paño.

Encimeras de madera

Encimeras de madera
Son materiales nobles que permiten una gran variedad de acabados y colores. Podemos encontrar en el mercado acabados rústicos que pueden encajar a la perfección en proyectos de reformas de cocinas en ámbitos más rupestres, y acabados más modernos que encajan a la perfección en modelos más minamalistas. El principal pero lo constituye precisamente el material con el que están fabricadas, la madera, que es muy porosa y absorbe con extremada facilidad las manchas superficiales. También son muy delicadas y sensibles a rajaduras y arañazos.

El mantenimiento, en consecuencia, implica una mayor atención y mimo en el cuidado:
  • El mejor consejo es tratar de evitar que puedan producirse manchas en su superficie.
  • Llevar una limpieza frecuente a base de un poco de agua tibia con jabón, empleando para su aplicación un paño húmedo o bayeta. Cualquier resto o vertido que se produzca, debe retirarse de inmediato para impedir que penetre.

Encimeras de acero

Encimeras de acero inoxidable
El uso y utilización del acero inoxidable está cobrando gran popularidad y muchos clientes lo empiezan a considerar para la reforma de la cocina en su vivienda particular, en gran parte por su gran atractivo estético. Una de las principales ventajas es que hoy por hoy es la alternativa más higiénica que existe en el mercado, por eso es la más utilizada en cocinas industriales y en restaurantes. Si se conserva y mantiene adecuadamente, resulta una superficie de gran durabilidad.

Su principal desventaja es que requiere una limpieza constante, ya que cualquier salpicadura o mancha resalta mucho. Puede llegar a perder su brillo si no se realizan los cuidados necesarios, o si se utiliza incorrectamente. Por ello es importante mantener unas pautas en su mantenimiento y cuidado:
  • Evitar en su limpieza el uso de detergentes que contengan abrasivos, porque son los responsables de la pérdida del brillo en el acero inoxidable.
  • Cuando la suciedad no esté reseca ni incrustada, con un paño de algodón empapado en agua tibia con jabón la podremos dejar impecable.
  • Para manchas ya resecas o adheridas, empapar un paño en aceite de oliva y frotar con suavidad. Cuando la mancha haya salido, enjuagar con agua tibia y secar.

Contáctenos

  • Calle Duquesa Villahermosa, 115, Local
  • 50009 - Zaragoza
  • 976 56 55 24
  • 696 97 47 56
  • info@nzreformas.es
  • Su formulario no cumple con los siguientes criterios: Todos los campos (marcados con asteriscos) deben estar llenos y su contenido debe ser valido.
    Por favor rellene todos los campos con *.
    La dirección de correo es invalida.
    El tipo de archivo/s adjunto/s es erroneo o no compatible.
    • Nombre*
    • Teléfono*
    • Email*
    • Mensaje*
    • * obligatorio